Siempre que buscamos información relacionada con los alérgenos alimentarios, solo encontramos textos de difícil comprensión refiriéndose a la normativa, con una mala explicación de cómo afecta a ciertos establecimientos alimentarios, qué requisitos se tienen que cumplir y de que forma.

En este artículo intentaremos despejar algunas dudas sobre los puntos clave de dicha normativa, con un lenguaje claro y conciso.

Aunque el marco legal de referencia data del año 2011 y entró en vigor en el 2014, los antecedentes hay que buscarlos por los años 90.

Desde esa época se suceden diferentes normas de etiquetado de los productos alimenticios, tanto nacionales como europeas, que culminan en la aprobación del Reglamento 1169/2011.

Esta norma a su vez desarrolla algunos aspectos con el Real Decreto 126/2015, relativo a la información alimentaria facilitada al consumidor.

El tema es complejo y por eso la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), ha editado una guía para que sirva de orientación respecto a las exigencias establecidas por este Real Decreto.

 

¿A que establecimientos afectan estas normas?

A todos aquellos establecimientos que sirven comidas o suministran alimentos sin envasar o envasados a petición del consumidor:

  • Cafeterías
  • Bares
  • Restaurantes
  • Comedores escolares
  • Comedores de empresa y similares
  • Freidurías
  • Carnicerías que elaboran productos
  • Pastelerías
  • Panaderías
  • Pizzerías
  • Establecimientos que elaboran comidas y las venden directamente al consumidor (venta directa o venta online)
  • Establecimientos que elaboran comidas y las venden a otros establecimientos (colegios, hospitales, residencias de mayores,…)

 

¿Qué es lo que tienen que hacer?

Informar obligatoriamente a los clientes sobre la presencia de los alérgenos, incluidos en esta normativa, que estén presentes en los productos que sirven o venden.

Los alérgenos incluidos en esta normativa son catorce:

  1. Cereales que contienen gluten
  2. Crustáceos y productos a base de crustáceos
  3. Huevos y productos a base de huevos
  4. Pescados y productos a base de pescados
  5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes
  6. Soja y productos a base de soja
  7. Leche y sus derivados (incluida la lactosa)
  8. Frutos de cáscara y productos derivados
  9. Apio y productos derivados
  10. Mostaza y productos derivados
  11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo
  12. Dióxido de azufre y sulfitos
  13. Altramuces y productos a base de altramuces
  14. Moluscos y productos a base de moluscos

 

¿Cómo informar?

La información sobre estos alérgenos debe estar siempre disponible y ser fácilmente accesible a los clientes.

Hay cuatro formas básicas de proporcionar esta información:

  1. Etiquetas adheridas al alimento, en el caso de que éste se haya envasado previamente.
  2. Carteles colocados donde los alimentos se presenten para su venta.
  3. En la venta a distancia (por ejemplo, mediante pedido telefónico a un establecimiento de comida para llevar), la información sobre alérgenos se debe proporcionar siempre antes de que se realice la compra (por teléfono o en la pagina web) y de forma escrita en el momento de la entrega del alimento.
  4. Cualquier medio, siempre que sea accesible al consumidor antes de que finalice el acto de compra, por ejemplo:
  • Carta o menú
  • Fichas técnicas de elaboración
  • Recetas
  • Información oral, pero siempre basada en una documentación escrita o en formato electrónico.

Ojo, siempre, independientemente de la forma de proporcionar la información, debe existir un registro escrito o en formato electrónico (carta de alérgenos, fichas de productos,…) de los alérgenos que es obligatorio declarar.

Este registro debe estar en todo momento en el establecimiento donde se suministran los alimentos y deben ser accesibles para las autoridades de control y para los consumidores que lo pidan.

Del mismo modo, deben existir también unos carteles que indiquen que existe esa información sobre los alérgenos y donde o a quien deben dirigirse para verla.